Cultura

Motorizado murió en accidente de tránsito en Santander

La víctima quedó identificiada como Freddy Alexander Celis Delgado, quien conducía una moto de placa LSV-21E alrededor de las 6:45 de la tarde y colicionó en la vía que comunica a San Gil con Socorro.

Motorizado murió en accidente de tránsito en Santander  / Foto: istock
Motorizado murió en accidente de tránsito en Santander / Foto: istock

Freddy Alexander Celis Delgado se estrelló contra un tractocamión de placa WFH-508 en la recta conocida como la recta del Cucharo. Una ambulancia local de Defensa Civil socorrió con primeros auxilios al hombre pero desafortunamente el hombre no sobrevivió al accidente de tránsito en Santander y murió en el lugar de los hechos.

El sujeto perdió entonces la vida a sus 33 años de vida, según el reporte médicos, por múltiples traumas ocasionados en su cuerpo. Las primeras investigaciones de las Unidades de la Policía de Tránsito y Transporte de Santander constataron que el siniestro fue producto de la invasión del carril por parte del motorizado. 

Motorizado murió en accidente de tránsito en Santander / Foto: Fiscalía

Un día antes, el 12 de diciembre, se registró otro accidente de tránsito entre corregimiento El Centro y el casco urbano de Barrancabermeja. Wilmer Pamplona salió de su trabajo y se dirigía a su casa cuando impactó contra una caravana ilegal de 50 motos. Murió mientras recibía atención médica.   

El humo y ruido de la irregular e inesperada caravana no fue anticipada por el adulto Wilmer Pamplona de 38 años de edad. "El golpe fue violento", relató uno de los residentes de la zona tras haber presenciado el suceso. La víctima fue traslada a la Clínica La Magdalena, desde donde se confirmó su muerte minutos después de recibirlo.

Las autoridades se comprometieron a incrementar los controles para evitar otro accidente de tránsito por imprudencia de las improvisadas caravanas. Los motorizados se congregan bien entrada la noche para recorrer las vías en conjunto sin contemplar que representan una invasión vial.

“Es una actividad ilegal. Muchos de quienes se unen van además con sobrecupo, exceso de velocidad y representan un riesgo para los ciudadanos”, se lee en reporte de la Policía Nacional. “Pasan dos veces por semana. El martes ya las habíamos sentido, pero nadie parece hacer nada. Esa situación nos preocupa”.

  

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias