Noticias

Bogotá y toda su trayectoria de vacunación masiva en la ciudad

La contingencia que se presentó esta semana, ante la falta de dosis de Pfizer, evidenció que la ciudad cuenta con la capacidad de aplicar el biológico masivamente, pero el problema ahora se enfoca en la cantidad de dosis que recibe por semana. Así se avanza en la inmunización en la capital.

Bogotá y toda su trayectoria de vacunación masiva en la ciudad/Foto: Antena 2
Bogotá y toda su trayectoria de vacunación masiva en la ciudad/Foto: Antena 2

La aplicación de vacunas en Bogotá ha sido ágil. Con el paso de los días se ha logrado aumentar la capacidad, a tal punto que el domingo y el lunes pasados se superó la administración de las 70.000 dosis diarias. Sin embargo, una contingencia por la falta de biológicos de Pfizer hizo que las cifras se redujeran considerablemente en los últimos días y, de paso, que en medio de las largas filas (que por estos días se ven en los sitios más grandes para su aplicación) se vieran personas que tras horas de espera tuvieron que devolverse sin ser inmunizadas.

Bogotá y toda su trayectoria de vacunación masiva en la ciudad/Foto: Semana

Esto no quiere decir que el proceso paró, pues se continuó vacunando con Sinovac y Astrazeneca. Lo que pasó fue que la afluencia bajó y se retrasó la aplicación de segundas dosis de Pfizer de quienes realizaban el proceso fuera de sus EPS. “Teníamos 34.885 dosis de Pfizer dispuestas en más de 70 puntos en toda la ciudad, entre EPS e IPS. La novedad es que no se tuvieron en centros comerciales, porque con este número y al estarse cumpliendo la segunda dosis, priorizamos a las EPS, para las personas agendadas”, dijo el pasado martes el secretario de Salud, Alejandro Gómez.

El problema en cierta forma ya lo venía alertando la alcaldesa Claudia López, quien desde hace unos días viene insistiendo al Gobierno Nacional que entregue semanalmente a Bogotá por lo menos medio millón de dosis. Esto para garantizar que las EPS puedan agendar citas con más días de anticipación, dado que se ha evidenciado, en los tres meses que lleva este proceso, que esa es la mejor forma de garantizar agilidad y menos aglomeraciones en los puntos masivos.

Para Juan Pablo Rueda, presidente de la EPS Sanitas, la importancia del agendamiento radica en que tienen el control de cuántas personas llegarán aproximadamente en una hora, teniendo en cuenta, además, a los que llegan mucho antes o después de la hora programada, y así controlar las aglomeraciones y garantizar que el proceso sea rápido. Por ejemplo, en el Movistar Arena el promedio de espera es de una hora. “Hay variables. Hemos tenido que vacunar en tiempos de paro y lluvias, en que personas agendadas en la tarde prefieren ir en la mañana. También hemos logrado evidenciar dinámicas como los que van demasiado temprano o muy tarde, así como los que van el día antes o no van”.

Además, la forma de agendar ha sido importante, dado que los procesos cambian según la etapa que se vaya abriendo. “Al principio, que estábamos trabajando con mayores de 80 años, lo hacíamos telefónicamente y teníamos que llamar dos o tres veces porque tenían que contar con su hijo para asistir. Luego habilitamos otro tipo de agendamientos: la persona puede llamar y agendar; tenemos un chat bot, en el que se escoge la hora, robots de llamadas e incluso un modelo de preagendamiento, que les asignamos una cita por mensaje de texto o correo electrónico y la persona nos responde por el mismo medio si la acepta o no”.

Daniel Pire

Estudiante de Farmacia de la Universidad Central de Venezuela. Fanático de aprender cosas nuevas cada día. Redactor de ColombiaHoy.News y anteriormente Mui.In. Me gusta mantenerme al día con temas tecnológicos y los medios de comunicación. Los tópicos de salud y biotecnología son mis preferidos. Apasionado por conocer un lugar nuevo siempre que sea posible! La cocina y la comida son mi ruta de escape para cualquier ocasión.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias