Noticias

Casa de tortura en plena ciudad de Bogotá

Este fin de semana, fue denunciada una casa en pleno centro de Bogotá que se convirtió en escenario de secuestros, torturas, tráfico de drogas y prostitución. Además, se informó que todo estaba bajo la mirada cómplice de las autoridades.

Casa de tortura en plena ciudad de Bogotá/Foto: Amnistía Internacional
Casa de tortura en plena ciudad de Bogotá/Foto: Amnistía Internacional

Una joven de 25 años que fue secuestrada, que esperaba trabajar en este llamado reservado, subió al tercer piso de la casa, que en el día parece una vivienda normal, pero en las noches se convierte en una peligrosa guarida. El responsable de este sórdido negocio sería, según la denunciante, un hombre conocido con el alias del Paisa o Ángel.

La joven cuenta que las mujeres las encerraron en la habitación y mientras alias el Paisa las golpeaba de manera repetida, los otros dos hombres les apuntaban con un arma de fuego. La escena fue auditada por la menor que, con 17 años, ya era una proxeneta.

Casa de tortura en plena ciudad de Bogotá/Foto: Amnistía total

“A mí, Ángel me pegó patadas y me decía que las cosas con ellos eran a otro precio, que me iba a arrepentir, que le entregara todo. A mi amiga le pegaron con esa pistola en el hombro”, indicó la joven secuestrada.

Además, cuenta que Alias Ángel las roció con lo que sería gasolina, les cubrió la cabeza y el torso. Su secuestrador encendió un pequeño soplete que les acercaba a la cara y al pelo. La advertencia era clara: ellas, que llegaron buscando empleo, debían entregarles las claves de sus cuentas de ahorro, redes sociales y el celular.

De esta forma, cuenta una de las víctimas que el miedo la invadió. No podía respirar, el llanto y el desespero la ahogó. Su amiga quedó petrificada, ni siquiera respondía a las exigencias de los torturadores, solo levantó la mano con su celular, como entregando una ofrenda para salvar su vida.

“Ellos me acercaron ese soplete y nos mostraban cómo lanzaba fuego. Cuando empiezo a oler a quemado, les grito que nos dejen ir, que ya les entregamos todo; luego me quitan una cadena, las manillas, anillos, todo lo que tenía. Nos dejaron solo con la ropa”, indicó.

Las horas de secuestro de las víctimas terminaron con la orden de alias Ángel de sacarlas a la calle en la madrugada y sin nada en los bolsillos. Las bajaron por las escaleras, tapándolas con una chaqueta para evitar que los clientes las vieran.

La víctima no denunció, sin saber que semanas después, en un operativo del Distrito, un hombre que estaba en la fiesta clandestina advierte a los funcionarios de la Alcaldía cómo sobornan a la Policía del cuadrante y hasta se ofrece a entregar una declaración, que al final nadie recibió.

Daniel Pire

Estudiante de Farmacia de la Universidad Central de Venezuela. Fanático de aprender cosas nuevas cada día. Redactor de ColombiaHoy.News y anteriormente Mui.In. Me gusta mantenerme al día con temas tecnológicos y los medios de comunicación. Los tópicos de salud y biotecnología son mis preferidos. Apasionado por conocer un lugar nuevo siempre que sea posible! La cocina y la comida son mi ruta de escape para cualquier ocasión.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias