Noticias

Indígena perdió una pierna al caer en una mina explosiva en Murindó

Tres personas resultaron heridas tras la activación de una mina antipersonal en la zona rural del municipio de Murindó, Antioquia, específicamente en inmediaciones de la comunidad indígena Isla, Resguardo Río Murindó. Una de las víctimas perdió una pierna violentamente

Indígena perdió una pierna al caer en una mina explosiva en Murindó / Foto: Colprensa
Indígena perdió una pierna al caer en una mina explosiva en Murindó / Foto: Colprensa

Ya son tres las víctimas, en menos de dos días, que deja la plantación de minas, aparentemente por integrantes del ELN, en los territorios de los resguardos indígenas, en el departamento de Antioquia, en una arremetida violenta contra esas poblaciones.

Horacio Carupia Pernia, un joven de 22 años de edad miembro de la guardia indígena de la comunidad Amparradó Medio, del Resguardo Amparradó, del municipio de Dabeiba, pisó una mina antipersona en la tarde del pasado 22 de junio, según informó la Organización Indígena de Antioquia.

Indígena perdió una pierna al caer en una mina explosiva en Murindó / Foto: Colprensa

La explosión provocó que el joven perdiera por completo su pierna derecha. Las autoridades indígenas solicitaron el apoyo de una atención médica aérea que trasladó a la víctima a la ciudad de Medellín, donde permanece recibiendo tratamiento.

“Desde 2020, hasta la fecha, este tipo de explosivos deja un saldo en la Antioquia Indígena de 9 personas muertas, 4 de ellas menores de edad, 6 personas heridas, 2 más mutilados, cifras que nos llenan de horror y que son motivo suficiente para que las instituciones del Estado y los organismos internacionales activen sus protocolos de acompañamiento, y reparación a las familias y comunidades víctimas”, sostuvo la OIA.

Según la Organización Indígena, desde el año 2019 presuntos miembros del ELN han adelantado la plantación de minas para cercar los resguardos indígenas, como “estrategia de esta miserable guerra”, y transitan de manera indiscriminada por los resguardos y territorios de las comunidades originarias “dejando a su paso muerte, desolación y hambre”.

“Situación que venimos denunciando desde el 2019 y que se registra especialmente en comunidades indígenas del occidente, Urabá y Bajo Cauca. Como organización rechazamos una vez más la presencia de actores armados, por lo que exigimos al Gobierno Nacional que hayan verdaderas garantías para la construcción de la paz, insistiendo en el llamado que de que ya es hora de que el Gobierno Nacional retome de manera urgente los diálogos de paz con el ELN, antes de sean muchas más víctimas”, señaló la OIA.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias