Política

Duque “hace trizas” el Acuerdo de Paz con aprobación de uso del glifosato

El regreso de las aspersiones con glifosato representan para Colombia una burla a los Acuerdos de Paz y un despilfarro de presupuesto, justo en medio de una pandemia que ha agudizado la pobreza en el país. El decreto aprobado por Duque puede “exacerbar el descontento social” y provocar mayor endeudamiento económico, además del impacto al medio ambiente.

Duque “hace trizas” el Acuerdo de Paz con aprobación de uso del glifosato
Duque “hace trizas” el Acuerdo de Paz con aprobación de uso del glifosato

Tras la aprobación del decreto 380 del 12 de abril de 2021, que contiene el “marco normativo especial, independiente y autónomo”  para la destrucción de cultivos ilícitos mediante el método de aspersión con glifosato, la sociedad colombiana se ha pronunciado en contra de la medida del gobierno de Duque por considerar que viola nuevamente los Acuerdos de Paz firmados en el 2016, en el se contemplaba la sustitución voluntaria de los cultivos ilícitos.

La Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana (Coccam) rechazó la reanudación de las aspersiones y lamentó que el Gobierno "insista en hacer trizas el acuerdo de paz", cuando el 98 % de las familias que hacen parte del Plan Nacional Integral de Sustitución (PNIS) han cumplido sus promesas de erradicación voluntaria de cultivos.

Asimismo la Coccam puso el ojo en el alto costo que representa para Colombia la aspersión con glifosato.  “El gobierno nacional calcula el costo de aspersión área por hectárea en $1.800.000 cuando la directora para la sustitución de cultivos ilícitos de la presidencia del año 2018 en respuesta a la Proposición No. 072 del Secretario General de la Cámara de Representantes argumentaba que la aspersión aérea con glifosato costaba $72.000.000 por hectárea”, señala.

“En este mismo informe se exponía que desde el 2005 al 2014 se invirtió en fumigación con glifosato 88 billones de pesos a un promedio anual de 8,8 billones lo cual muestra un despilfarro del presupuesto nacional en el envenenamiento de los territorios”, indicaron los voceros de la organización.

Igualmente  la coordinadora de política de drogas de la organización Dejusticia, Isabel Pereira, advirtió que el decreto aprobado por Duque, “va a exacerbar un descontento social que hay en las poblaciones cocaleras, frente al grado de incumplimiento de los programas de sustitución”.

Asegura que las aspersiones aéreas de cultivos ilegales con glifosato constituyen una “terquedad de un Gobierno al que no le interesa escuchar a los campesinos, a la comunidad académica y a las Naciones Unidas”.

“El panorama desde el gobierno Pastrana ha cambiado radicalmente. Hoy no es aceptable considerar ciertas medidas en nombre de eliminar la coca y hay un consenso de que hay que ir más allá de la presencia de la planta misma y determinar cuáles son las razones de que la gente solo tenga opción de sobrevivir con la presencia de ese cultivo”, dijo la experta en entrevista a RCN Radio.

Miranda Mejías

Nacida en el Norte del Sur, mujer, madre y periodista. Comunicadora Social, con amplia experiencia en medios digitales. Egresada de la Universidad Central de Venezuela (UCV), con maestría en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Soy fanática del conocimiento y la lectura. Formada en los hornos de las redacciones de televisión, radio e impresos, pero enamorada de la web!. En mis ratos libres me dedico a escuchar y contar historias en el universo digital. + info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias